2 0  d e  J u l i o  d e  2 0 0 6

 

 

4 0 0  a ñ o s  a n t e s 

del mayor evento de la Historia Humana . . .

 

 

2 0  d e  J u l i o  d e  2 4 0 6

 

D Í A   D E   L A   D E C L A R A C I Ó N   D E :

 

 

   LA INDEPENDENCIA PLANETARIA

de la TIERRA

 

 

E L  M A Y O R  D E  L O S  S U E Ñ O S

Comienza ha realizarse cuando damos el primer paso hacia él...

 

Este documento marca el inicio de una de las etapas más trascendentes

 de la historia Humano-Planetaria.

 

Representa la visión más soñada y anhelada por toda la Humanidad, desde tiempos inmemoriales.

 

Constituye la única alternativa posible para colocar al Hombre ante la mayor

de sus propias posibilidades.

 

Expone a la Humanidad definitivamente a la más grande transformación colectiva

 que se haya conocido.

 

Deja sin aliento incluso a las Mentes más preclaras del Planeta.

 

Revela progresivamente el Despertar Masivo a una Nueva Condición.

 

Forja la primer alianza conciente entre la Humanidad y las Fuerzas de la Naturaleza.

 

Recrea la Época Dorada del Hombre con el Hombre y éste con todo lo que existe.

 

Restablece El Antiguo pacto entre Dios y el Hombre.

 

Declara por sí mismo la Instauración definitiva de un Mundo sin Fronteras.

 

Conforma el esperado equilibrio definitivo entre los Hombres y Mujeres de la Tierra.

 

Torna evidente del Plan de Dios para con la Humanidad y los Reinos de la Naturaleza.

 

Refleja la armonía celeste expresando la Unidad en Diversidad, Principio activo Universal.

 

Comprende en si mismo el inicio de una nueva Era de Redención Planetaria.

 

Expande la Conciencia Humana, revelando en forma directa a la Conciencia del Alma del Mundo.

 

Inaugura una nueva etapa de comunicación Conciente con otras Humanidades.

 

Concluye de forma definitiva la Insania del Hombre para con él y su ecosistema Planetario.  

 

La Independencia Planetaria surge como la sagrada visión de un futuro estado de Unidad en Libertad y Diversidad de la Humanidad; es la emancipación final de la antigua condición que el hombre hoy experimenta; es la desaparición del sistema actual imperante que marca el fin de un ciclo

y el inicio de uno nuevo.

 

Esta Independencia es análoga a la de un país, que al alcanzar su Libertad, se presenta ante el mundo como soberano y cuando otros países lo reconocen instalan sus propias embajadas allí.

 

De la misma forma llegará el momento en que la humanidad de la Tierra despierte y entonces se verá liberada de la actual condición, declarará la Independencia de su antigua condición y de todas las fronteras de la Tierra –tan solo imaginarias, finalmente– considerando a todo ser humano como Ciudadano de la Tierra UNA y ya no de un país, sino de nuestro Planeta.

 

Cuando la Independencia Planetaria acontezca y sea declarada, la humanidad de la Tierra se verá unificada y verdaderamente libre de fronteras; quizás recién allí, analógicamente Embajadas de otros Mundos se precipiten sobre nuestro Planeta reconociendo nuestra esperada Unidad en Libertad y el logro de un bellísimo prodigio humano, instalando entonces sus Embajadas Planetarias sobre la Tierra.

 

Las fronteras en la tierra en verdad son sólo fronteras en la mente manifestadas

 por la conciencia individual y colectiva.

 

El Mahatma de Occidente, El Maestro Yaco Albala nos dejó entre tantos otros textos,

este profundísimo Gran Legado. 

 

Este texto como podrá observarse es conmovedoramente bello,

 profundamente inspirador y trascendente.

 

Nos desafía a realizar un apasionante viaje hacia el futuro de la mano del escriba del Espíritu Planetario, un Embajador del Alma del Mundo de nuestra propia humanidad, que nos guiará en un viaje hacia el Futuro al emprender esta lectura, tornándolo presente hoy con nuestra mayor sensibilidad...

 

Marcelo G. Martorelli

 

 

    regresar  -  continuar 

      

20 de Julio de 2006 / 2014  © www.independenciaplanetaria.com